►Costes_escolares

OBSERVATORIO por la EDUCACIÓN PÚBLICA

¿Cuánto cuesta la plaza escolar en la escuela pública y en la privada concertada?  Frente a las informaciones interesadas, estos son los datos y las cifras del coste de las plazas escolares….

Banksy – Umbrella Girl – Original Photograph – Print 8×12

¿Cuánto cuesta la plaza escolar en la escuela pública y en la privada concertada?
Frente a las informaciones interesadas, estos son los datos y las cifras del coste de las plazas escolares…

 Informe de costes de plazas escolares12 junio, 2014, elaborado por el Área Federal de Educación de IUOBSERVATORIO por la EDUCACIÓN PÚBLICA. .

Contenido del Informe

Introducción. 1. Planteamiento del problema 2. Diseño y metodología 3. Análisis del coste de la plaza escolar en la educación pública y privada-concertada 4. Resultados del coste de la plaza escolar en la enseñanza pública y privada concertada. 5. Conclusiones. 6. Referencias.

¿Cuánto cuesta la plaza escolar en la escuela pública y en la privada concertada?  Frente a las informaciones interesadas, estos son los datos y las cifras del coste de las plazas escolares.


► Conclusiones

Antes de formular las conclusiones que cabe extraer del informe presentado, debemos señalar las principales limitaciones que hemos encontrado al realizar el estudio y que han quedado apuntadas en páginas anteriores.

En primer lugar, la falta de transparencia del MEDC en el desglose del gasto en las distintas etapas educativas, que nos ha impedido limitar el estudio comparativo a las etapas gratuitas y obligatorias que son las concertadas mayoritariamente. Como ya dejamos indicado, incluir las enseñanzas post-obligatorias (Bachillerato y Formación Profesional) no permite establecer comparaciones totalmente homogéneas, dado el mayor peso de estas enseñanzas en la educación pública y su indudable mayor coste como consecuencia de su mayor especialización y optatividad.

En segundo lugar, la opacidad de los datos oficiales también se refiere a diferentes aspectos de la enseñanza privada-concertada, dado que se presentan conjuntamente bajo el epígrafe de centros privados, sean concertados o no. Eso impide igualmente que se puedan establecer comparaciones estadísticas contando con datos totalmente equiparables, como la ratio profesores/grupo, o el número total de docentes de las enseñanzas concertadas.

En tercer lugar, también nos hemos visto ante la imposibilidad de obtener datos oficiales sobre la inversión pública destinada a atender al alumnado de las zonas rurales, a quienes siguen programas de diversificación o tienen necesidades educativas especiales, factores que inciden en las variables con mayor repercusión en el coste medio por estudiante.

No obstante lo anterior, a partir de los datos y resultados anteriormente expuestos, cabe extraer las siguientes conclusiones:

1. Con las estadísticas oficiales en la mano y siguiendo una metodología de control de variables, acorde con la que se utiliza en los estudios comparativos internacionales (OCDE, 2011; MECD, 2013c), el aparente menor coste de la enseñanza privada concertada se explica, sobre todo, porque sus titulares seleccionan las zonas y el alumnado que les interesa atender, además de tener un profesorado con peores condiciones laborales.

2. El “ahorro” por plaza escolar de las enseñanzas concertadas está relacionado, como hemos podido constatar, con un mayor número de escolares por aula y con menos docentes por grupo, como consecuencia de su escasa implicación a la hora de acoger al alumnado que requiere mayor atención educativa (y mayores recursos), y de su total desinterés por ubicarse en áreas poco rentables, como son las zonas rurales o los municipios de menor población, donde el coste medio por alumno es bastante mayor, según viene constatando el Consejo Escolar del Estado en sus informes anuales.

3. Es reseñable que las dos variables con más relevancia a la hora de ofrecer una educación de calidad con equidad (ratio alumnos/grupo y profesores/grupo), y que tienen a su vez mayor incidencia en el coste medio por alumno, son precisamente las que predominan en la educación pública, en tanto que garante del derecho a la educación de todos y todas en condiciones de igualdad (Calero y Bonal, 1999; Bonal, 2002; Urquizu, 2008; Sáenz, Milán y Martínez, 2010).

4. No es de extrañar, por tanto, que los recortes educativos de los últimos cursos se hayan dirigido a alterar ambas ratio (MECD, 2012c), rebajando así la calidad y equidad de la educación pública, de acuerdo con la valoración de los organismos internacionales, como comentamos al principio de este estudio. Si este trabajo se hubiese referido al año 2012 o 2013, muy probablemente la diferencia de partida entre la inversión por alumno/a en la educación pública y en la concertada habría sido bastante menor, ya que se están acomodando los estándares de la enseñanza pública a los de la privada concertada, a pesar de que ello conlleve una merma en la calidad y equidad de la educación. En efecto, las medidas de ajuste adoptadas por el gobierno se han orientado principalmente a reducir la ratio profesorado/alumnado (la merma de docentes en los dos últimos años asciende a 60.000, según fuentes sindicales) y a recortar o congelar sus salarios. Algunos estudios recientes revelan al respecto que en los últimos años (2007-2012) el gasto medio por estudiante en la enseñanza pública se ha reducido en 648€, mientras que el de la privada concertada ha aumentado 105€ (Rogero, 2014).

5. Por otra parte, los centros concertados son bastante más caros para las familias, aspecto que suele obviarse cuando se compara su coste con el de los públicos. En efecto, aunque en este trabajo sólo hemos tenido en cuenta la inversión pública en educación, merece la pena recordar que ésta también genera gasto en las familias. Así en la Encuesta sobre el gasto de los hogares en Educación del curso 2011-12 (INE, 2012b), realizada por el Instituto Nacional de Estadística, se señala que las familias que llevaron a sus hijos e hijas a la escuela pública tuvieron un gasto de 822 euros por alumno/a, mientras que en el caso de acudir a un centro privado concertado el gasto ascendió a 1.549 euros por escolar. Nótese que si tomamos en consideración este dato, el coste anual por estudiante en la enseñanza privada-concertada se situaría en 5.733 euros, mientras que en la educación pública sería de 5.007 euros.

6. Por tanto, si la educación pública requiere aparentemente mayor inversión por puesto escolar es para poder llegar a todos los lugares y atender a todo tipo de alumnado; además de ofrecer todas las modalidades educativas y mejores condiciones laborales a sus trabajadores y trabajadoras, lo cual responde a su irremplazable papel social. La escuela pública no sólo es la encargada de garantizar una educación de calidad con equidad para todos los alumnos y alumnas o la que puede y debe compensar las desigualdades sociales y propiciar mayor cohesión social, sino que cumple esa función social sin que ello suponga mayor coste real para el erario público o para las familias.

Conviene insistir finalmente en la falta de rigor, cuando no burda manipulación, de las informaciones sobre el pretendido ahorro público que supone la enseñanza privada concertada. Titulares como el del diario La Razón: “Estudiar en la pública cuesta el doble que en la concertada”, que presentó datos para toda España (Ruiz, 2011), no hacen sino reproducir los números presentados por la patronal de la enseñanza privada y concertada CECE en su informe “Indicadores de la Libertad de Educación en España 2011” (CECE, 2011). Para obtener sus resultados la CECE falsea los datos, imputando a la enseñanza concertada exclusivamente lo que efectivamente le concierne (gastos de personal y de funcionamiento), mientras que en la inversión en educación pública incluye todo tipo de gastos, aunque no tengan correlato alguno en la enseñanza concertada, o sean costes imputables al conjunto del sistema educativo, al margen de la titularidad de unos u otros centros.

Informe completo… Se abre en ventana nueva

 ABRIL, 2014 ÁREA FEDERAL DE EDUCACIÓN DE IZQUIERDA UNIDA

 

2 Respuestas a “►Costes_escolares

  1. Rogeli Santamaría Luna

    Os felicito por vuestro trabajo. El proceso de cálculo podría detallarse más, pero se incide suficientemente en la implantación de centros por zonas geográficas y atención a alumnado diverso. Debería tener más difusión, porque desde hace muchos años la privada y concertada casi han desaparecido de las zonas rurales, especialmente en niveles obligatorios, lo que hace que la ratio media de la pública se reduzca al tener que atender todas las zonas, mientras que la privada se concentra en zonas más pobladas.

  2. Mara

    Me parece que la libertad de elección de los padres en cuanto a la educación de sus hijos es uno de los pocos derechos que todavía persisten en España. ¿Dónde está el problema de que haya colegios públicos, privados y concertados? Escoja a su libre elección y deje a los demás que así lo hagamos. No hay mejor empleo del dinero que el que se deriva a la educación. Pues dejemos y permitamos que esa educación sea variada y diversa y sean los padres quienes puedan escoger. No por eliminar los colegios concertados va a mejorar la calidad de los públicos. ¡La solución no es eliminar la diversidad, si no potenciarla!! Estas conclusiones no tienen lugar en un estado del siglo XXI.

    Mara

Comparte tus comentarios...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s